Llámanos:

952 815 512

Visítanos:

Av. Garcilaso de la Vega 105 - C - José Luis Bustamante y Rivero

Oración del Jueves 18 de Abril

Inicio
/
Oraciones
/

Amado Dios, en esta mañana me despierto con la intención de expresarte mi alegría, gratitud y admiración por tu amor incondicional y tu infinita bondad.

Gracias Señor por todas las cosas buenas que Tú haces en mi vida y en la vida de mi familia, por amarnos, por bendecirnos y por concedernos la oportunidad de experimentar tu presencia y recibir tus bendiciones cada día.

Gracias Padre por este nuevo amanecer que se alza ante mí. Gracias por la oportunidad de despertar y disfrutar de la belleza de tu creación. Gracias por cada rayo de sol que ilumina mi camino, por el fresco aire de la mañana y por cada latido de mi corazón que es un regalo de vida.

Hoy, te pido, Dios, que me acompañes en cada paso que dé, que seas Tú el faro que me guía en medio de las tormentas y el refugio que me protege de cualquier adversidad. Me encomiendo a Ti en este nuevo día y te ruego que me concedas sabiduría y discernimiento para tomar decisiones acertadas y bondad en cada uno de mis actos.

Padre Celestial, te pido que en este día me ayudes a ser más como Tú, a ser paciente y comprensivo con aquellos que me rodean. Permíteme ser un instrumento de tu amor y de tu bondad hacia los demás, para que pueda hacer una diferencia positiva en sus vidas.

Hoy, quiero confiar plenamente en Ti, sabiendo que tienes un plan perfecto para mi vida. Ayúdame a caminar en fe y a seguir tu voluntad en cada momento, que el trabajo de mis manos de buen fruto y que con tu compañía pueda alcanzar mis metas y mis más grandes anhelos.

Cuida también de mí y de las personas que amo a lo largo de este día y si es tu voluntad, concédenos la dicha de llegar a la noche con la satisfacción del deber cumplido.

Amado Dios, gracias por escuchar mi oración. Te ruego que este sea un día lleno de bendiciones y oportunidades para crecer y servir a los demás. Guíame, protégeme y fortaléceme en cada momento y permíteme experimentar tu amor y bondad en todo lo que hago.

Amén.